lunes, 21 de noviembre de 2011

Desarrollar Arica a partir del Borde Costero.

por Juan Arcaya Puente.
Hablar del borde costero de Arica es hablar del futuro de Arica. Nadie puede dudar de la importancia y tremendas posibilidades de convertirse en “ciudad oferta” a partir del desarrollo de todo nuestro litoral, pero de una manera planificada, y no de una manera espontánea asumida solo en el entusiasmo y cortoplacismo de querer “invertir” (gastarse la plata) en obras que la mayoría de las veces no se condicen una con otras.

El recientemente aprobado, pero aun incompleto Plan Regulador Comunal (PRC), se constituye, en un importante instrumento de planificación territorial de tipo normativo y vinculante que permite ordenar, zonificar y regular el crecimiento de la ciudad a través de sus definiciones. Sin embargo para el impulso de la ciudad, también se requieren instrumentos de tipo estratégico y de desarrollo, como los Planes Maestros (PM), que son orientadores en la toma de decisiones de inversión pública y privada en zonas específicas de la ciudad. En otras palabras, El PRC da el marco sobre el cual se puede actuar “Donde Hacer”, pero los PM definen el “Que Hacer”, “Como Hacer” y “Cuando Hacer” las inversiones.

Por esa razón se hacía urgente contar con un PM de Borde Costero que ordene todo el litoral y la conectividad desde todos los puntos de la ciudad, dirigiendo las futuras intervenciones que permitan al turista entender el borde costero como una sola gran oferta y no como un collage de proyectos al antojo de cada servicio y/o inversionista; permitirá poner en valor esta zona y atraerá mayor inversiones inmobiliarias en viviendas en altura, equipamientos turísticos y otros.
Se sabe que los estímulos para el mercado de la inversión inmobiliaria privada no solo responden al valor del suelo; sino que también al “donde” y “como” se desarrollan las inversiones públicas que permitan mejorar la habitabilidad y el contexto de ciertos sectores para generar áreas de interés en construcciones turísticas y habitacionales.

Comprendiendo las grandes posibilidades de desarrollo sobre la puesta en valor del borde costero, el Consejo Regional aprobó los recursos ($285mill) a la DOP para encargar el PM, cuya dirección arquitectónica y urbanística la lleva nada menos que el destacado arquitecto y premio nacional de arquitectura Victor Gubbins.

También es importante comprender que más allá de los temas pendientes de puesta valor de los recursos naturales como atractivo turístico/deportivo (olas, arena, clima, etc.) serán nuestras playas parte importante en el desarrollo económico de Arica, se comete el error de no entender que como todo recurso natural, siempre se está expuesto a las condiciones ambientales, a los constantes cambios climáticos, a procesos dinámicos que requieren ser monitoreado para garantizar un adecuado comportamiento acorde a los interés de nuestra ciudad.
Un reciente estudio respaldado por especialistas en materia de manejo costero de Australia, indica que en los últimos 6 años se ha perdido un 65% de la superficie de playa Las Machas y Chinchorro, y de no intervenir oportunamente, se proyecta que en 3 años podría desaparecer parte importante del patrimonio turístico como es el borde costero norte de Arica. Por eso será también urgente contar con un Centro de Manejo Costero, homologando modelos de gestión de importantes ciudades que sustentan su desarrollo económico a partir del Borde Costero, donde se preocupan de monitorear el comportamiento de las costas y a su vez estudiar y proyectar medidas de mitigación a este tipo de problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

©2009 Juan Arcaya Puente | Template Blue by TNB