viernes, 21 de febrero de 2014

Borde costero norte requiere una urgente remodelación.

 

 
Pareciera que el tiempo se detuvo en el borde costero norte de la ciudad.
El paseo peatonal en deplorable estado, parte de las estructuras de los juegos infantiles oxidadas y otras falencias se observan en playa Chinchorro, que ya olvidó el esplendor que vivió a mediados de la década de los '90 cuando una visionaria inversión habilitó lo que antes era un sitio eriazo y lo transformó en un polo turístico local.¿Cuál es el actual panorama? De sur a norte es evidente observar una estructura, que pretendía ser un restaurante, que nunca funcionó y hoy es usado como guarida de antisociales.Siguiendo por el paseo peatonal, los problemas son "cosméticos" y que deberían solucionarse sólo con buena disposición de las autoridades, como la instalación de basureros o una mano de pintura en luminarias o juegos infantiles, pero avanzando por la playa es posible observar las falencias estructurales que no requieren una solución parche, sino una remodelación completa.Cada cinco pasos, el pavimento presenta un hoyo o sus baldosas están sueltas; y eso lo deben soportar a diario quienes realizan actividades deportivas y los que pasean en bicicletas.Más allá hay sitios eriazos que se transforman en microvertederos y que perfectamente podrían integrarse a un plan de remodelación.Para Ricardo Vinet Mattasoglio el problema es preocupante. El gerente general del Dimango manifestó que durante los 15 años que el local lleva en Chinchorro no ha habido una mejora sustancial al sector. "Se pensó en el parque Acuático, lo cual es bueno, pero cómo vamos a tener un parque acuático si ni siquiera tenemos un basurero en la playa", dijo Vinet.El deportista y empresario manifestó que es necesaria una remodelación radical en el borde costero norte, la que debe ir de la mano con arreglos urgentes. "Hay problemas de basura, suciedad, no hay sombra en la playa, casi siempre hay apagones de luz en plena noche y en todo el sector; y eso que pagamos las contribuciones. Somos mucho mejores que El Laucho: Tenemos mejores restaurantes que el sector sur".Vinet fue tajante y emplazó a las autoridades "a darse una vuelta por la playa" y ver las falencias que tiene Chinchorro. Es la única forma, expresó, de que conozcan los problemas que tiene el borde costero norte y abordarlos en forma responsables, por el bien del turismo local.
 El consejero regional y presidente de la Comisión de Infraestructura del Core, Juan Arcaya, adelantó que hay un plan maestro que busca cambiar el rostro de Chinchorro.Según contó, el Plan Maestro de Borde Costero es financiado por el FNDR y desarrollado por la Dirección de Obras Portuarias. De éste se desprenderá una carpeta de proyectos para remodelar playa Chinchorro y Las Machas."Faltaría la ingeniería del proyecto para comenzar a ejecutarlo y conseguir los recursos; ojalá sean sectoriales y cofinanciamiento con fondos regionales". Junto a ello se entregó un proyecto elaborado por una consultora española de un plan de intervención urbana de Arica. Uno de estos proyectos busca la unión de las dos costaneras, con una fuerte transformación en la playa El Soldado (detrás del campus Velásquez de la UTA).Este plan de remodelación, según explicó, debe mejorar el paseo peatonal, mejorar el área de servicios, juegos infantiles, potenciar la seguridad. "Se requiere de una mesa multisectorial", comentó el profesional, quien aseguró que el sector debe apostar a tener una certificación de "bandera azul". Se trata de una especie de ránking de playas (en Sudamérica no hay ningún balneario con esta calificación), "y si queremos apostar a altos estándares no sólo se debe evaluar la calidad del agua, sino tener buenos estándares del sistemas de limpieza, seguridad, servicios gastronómicos y otras áreas asociadas para saber si la playa es buena o no", explicó.Juan Arcaya comentó que el proyecto se comenzaría a ejecutar a más tardar el 2015.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

©2009 Juan Arcaya Puente | Template Blue by TNB