martes, 26 de abril de 2011

“Ariqueños con Arica”

por Juan Arcaya Puente.
Organizar una campaña que permita evaluar la competencia entre el comercio ariqueño vs el tacneño, permitiría apreciar si se puede competir con la oferta tacneña, o tal vez se deba buscar las alianzas entre ambas ciudades, más que seguir quejándose semana a semana por la masiva visita de turistas chilenos al vecino país.

Los recientes resultados en la primera vuelta de las elecciones peruanas, sobre todo en lo que respecta a la región de Tacna, muy vinculada comercialmente con Arica, y donde ganó ampliamente la opción del candidato y sus dos congresistas (56%), que fuertemente han criticado estas relaciones, amenazando incluso con “comprar Arica” de salir electo.
La verdad es que esa situación sorprendió mucho a los chilenos que pensamos que por un tema de conveniencia comercial, no tendría eco un discurso anti chileno, que aleje a mis principales clientes. No ocurrió eso, sino todo lo contrario, ¡Vemos Caras pero No Corazones!
Más que una amenaza, esta situación se convierte en una oportunidad, para que organizadamente Arica iguale las condiciones de competitividad y recupere la preferencia de muchos ariqueños que cada fin de semana nos trasladamos a la vecina ciudad en busca de algún producto, servicio profesional, gastronomía, etc.
¿Qué hacer?
Al respecto, en una entretenida mesa con varios actores de la política ariqueña, surgió una interesante idea, a modo de prueba y solo para medir impactos en la economía ariqueña, ¿qué sucedería si los ariqueños dejamos de preferir y consumir en Tacna un fin de semana al mes. ¿Cómo hacerlo?
Lo primero es responder: Que prefieren los ariqueños de Tacna, que hace, según algunas estadísticas, que semanalmente se consuman más de US$1,0mill.

Preferentemente los mayores consumos son en salud (consultas medicas, oftalmológicas) y confección de lentes ópticos, otros como servicios de impresiones (tarjeterías y ploteos), artículos para cumpleaños, vestuario y por supuesto gastronomía y entretenimiento en las salas de tragamonedas. Otro elemento importante de preferencia, sobre ests mismos productos; son por supuesto los costos de ellos y la atención en horarios continuados.
En Arica tenemos, de sobra estos productos y servicios, incluso de mejor calidad, tal vez solo nos falte un poco de organización y sinergia en los propios servicios locales, para ser competitivos con la oferta tacneña, y no quedarse en el discurso patriota de preferir lo nuestro, solamente porque si.
Indiscutible es la gran falencia de nuestro comercio sobre el tema de los horarios, y es que Tacna evidentemente despierta antes que Arica, situación que se valora, sobre todo pensando en la diferencia horaria. Noticia son los extraños horarios de apertura de los locales en nuestra ciudad (10 am) y las largas siestas que hacen del centro un pueblo fantasma entre las 15 y las 18 horas.

Propongo una gran campaña de los gremios y organizaciones ariqueñas para que un fin de semana al mes (el mismo en que se traslade más gente a Tacna) se abran durante todo el día las tiendas y ferias locales, desde temprano en la mañana hasta la noche, y se acompañe con importantes descuentos (30%) en todos sus productos, propongo que todos los hoteles, restaurantes y cafeterías de Arica ofrezcan un 25% a 30% de descuento en los consumos de ese fin de semana, que el transporte público, radiotaxis, colectivos cobren una tarifa única por traslado dentro de la ciudad, igualando a lo cobrado en Tacna, ($600), que el ministerio de transporte autorice durante ese fin de semana libre circulación, libres recorridos. Propongo que el colegio médico y odontólogo comprometa a sus asociados a desarrollar una atención especial durante ese fin de semana; que las imprentas locales ofrezcan descuentos especiales que permita igualar o mejorar los valores de Tacna, que hagan lo mismo las ópticas etc. Que el Casino Arica desarrolle una oferta especial, se que por la Ley de Casino esta impedido de eximir el cobro de entrada, pero podría homologar en las salas de juego la entrega de bebidas y comestibles a sus clientes.

Obviamente cada gremio deberá evaluar sus posibilidades, pensando en el impacto que podría tener en la economía local una fin de semana en que no haya excusa para que los Ariqueños pensemos primero en Arica.

Todo proyecto se compone de una idea (10%) y un desarrollo (90%), no obstante esta idea es solamente una parte menor, aun queda mucho trabajo en diseño, planificación, gestión, cosa que requiere del compromiso de muchos para llevarla a cabo.
Tal vez los resultados sean beneficiosos para el comercio local o tal vez todo un fracaso, en ambos casos será una información muy relevante que permita reorientar los esfuerzos en buscar alianzas con la vecina ciudad y dejar de quejarnos al respecto.
http://www.juanarcaya.cl/




No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

©2009 Juan Arcaya Puente | Template Blue by TNB