martes, 24 de junio de 2014

Sindicato de Manipuladoras de Alimentos planteó sus demandas laborales y gremiales al Gobierno Regional

En doble jornada, las dirigentes del Sindicato de Manipuladoras de Alimentos se reunieron con el intendente Emilio Rodríguez para analizar sus demandas, las que, afirmaron, se extienden desde hace años. Por la mañana se reunieron por más de una hora en el despacho del jefe regional para conocer la realidad de este gremio, mientras que en la noche, Rodríguez y un grupo de autoridades participaron en una reunión ampliada en el comedor del Liceo Politécnico, donde más de 250 trabajadoras de establecimientos municipales y particulares subvencionados plantearon sus problemas laborales.
A la reunión asistieron la seremi de Gobierno, Carolina Videla; el seremi de Educación, Carlos Ruiz; el consejero regional Juan Arcaya; la concejala Elena Díaz; así como representantes de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) y del Instituto de Seguridad Laboral (ISL), quienes escucharon los planteamientos de las manipuladoras de alimentos.

ACUSAN HACINAMIENTO
La principal queja de este sindicato apunta al hacinamiento en el que trabajan. Explicaron que las cocinas fueron construidas y habilitadas para preparar no más de 150 o 200 raciones de alimentos, en circunstancias que en la actualidad deben elaborar más de mil platos de almuerzo. A ello se suma la denuncia de este gremio de que aparte de manipular alimentos, deben realizar labores de aseo y limpieza y de bodegueras.
Tras escuchar sus demandas, el intendente criticó la forma y las condiciones en que las manipuladoras de alimentos desarrollan su trabajo en los colegios de la región. Ante ello, informó que la seremi Carolina Videla y el core Arcaya liderarán un trabajo tendiente a dignificar a este gremio.
“Como sociedad, hemos extremado esto de avanzar con la lógica de mercado. Llega un momento en que las políticas públicas y la intervención pública tiene que ser parte esencial del trabajo que realicemos como Gobierno nacional y regional”, comentó el jefe regional, quien aseguró que, al menos los planteles municipales deben contar con cocinas y comedores dignos para manipuladoras de alimentos y para los escolares.

REUNIÓN CONSTRUCTIVA
La secretaria del sindicato, Jessica Acosta, comentó que la reunión fue “bastante constructiva”, porque, dijo, las autoridades escucharon sus planteamientos y demandas. “Hace bastantes años tenemos problemas de infraestructura en los colegios, analizamos los sueldos bajos que tenemos, la falta de seguridad en el trabajo y las enfermedades profesionales que sufrimos”, comentó la dirigente, quien también planteó en la reunión que el Sindicato de Manipuladora de Alimentos no cuenta con una sede gremial donde sesionar.
Rodríguez manifestó que hay demandas de este sindicato que escapan a las atribuciones del Gobierno Regional, como los sueldos de las trabajadoras, pero “que se pueden hacer un planteamiento para que puedan tener un sueldo ético. Tenemos que trabajar como lo pidió la Presidenta Bachelet: escuchando a las personas, entendiendo sus problemas y tratando de resolverlos”.
El core Juan Arcaya comentó que a la brevedad se pondrá a trabajar en un portafolio de proyectos que permitan mejorar los espacios de cocinas de los establecimientos educacionales de la región. “Lo que más se demanda es tener condiciones de seguridad laboral en las cocinas para las manipuladoras de alimentos. Tenemos que catastrar las demandas de espacio en las cocinas, porque desgraciadamente hay un vacío legal que os permita exigir cuáles son los espacios adecuados, pero hay un compromiso financiero y sólo falta gestión para desarrollar los proyectos”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

©2009 Juan Arcaya Puente | Template Blue by TNB