viernes, 30 de julio de 2010

“EFECTO CHINCHORRO”

La oportunidad de contar con un gran museo para las momias chinchorro en Arica, se nos presenta como la gran oportunidad de invertir en un proyecto que no solo dignifique contar con las momias más antiguas de la historia y toda su investigación, sino que además nos permita contar con una gran obra arquitectónica de marca mundial que provoque un “Efecto Chinchorro” en nuestra ciudad.

Hoy en día el reto de toda ciudad, es ser convertirse en una ciudad competitiva (estar sobre la media), como respuesta a los procesos de globalización. En este sentido la única manera de sobrevivir a estos acelerados procesos es insertarse en los circuitos del desarrollo competitivo Constituyéndose en una ciudad Oferta (estratégicamente es tener mirada a largo plazo) y dejar de atender solo la demanda inmediata. (Corto plazo).

La experiencia de la transformación urbana de grandes ciudades del mundo, (Barcelona y Bilbao), es una muestra clara de cómo proyectar la ciudad de manera estratégica y coherente, fortaleciendo asuntos como el capital humano, lo ambiental, la centralidad cultural y teniendo claro que la regeneración urbana con grandes obras puede mejorar la vida de todos sus pobladores.
Conversando vía Twitter con el arquitecto Víctor Mardones (@victormardonesb) la posibilidad de invertir en un gran Museo Chinchorro, de marca internacional en su diseño, puede ser la oportunidad de replicar el efecto positivo que tuvo la construcción del museo Guggenheim en Bilbao. La transformación fascinante que tuvo la ciudad se le llama el “efecto Guggenheim”, por lo que significó tener este importante museo para Bilbao, desde su inauguración el 18 de octubre de 1997. El museo y la ciudad recibieron desde un principio una gran cantidad de visitantes anuales, impactando extraordinariamente en la economía y la sociedad del país vasco, impulsando el turismo en la región y promoviendo la revitalización de múltiples espacios públicos y privados en la villa.
Pero no solo en visitantes al museo se impacto con esta construcción, sino en otras áreas como la organización de congresos de una cantidad de 109 eventos con la participación de 36.412 personas en el año 1996 se incremento a 981 congresos con la participación de 192.110 personas el año 2008. (manejo datos solo hasta el año 2008, según fuente Gobierno Municipal Bilbao).
Antes del Guggenheim (1996) existían 29 hoteles con 518.820 clientes al año en Bilbao, subiendo a 53 hoteles con 1.115.693 clientes en el año 2008.
Dato interesante es que hasta antes de la construcción del museo la llegada de cruceros era 0 el año 1996, el año 2008 registran 38 entradas de cruceros con 37.126 pasajeros. Crecimiento exponencial que tiene las llegadas de pasajeros aereos con un resgistro de 2.123305 pasajeros el año 1996 creciendo a 4.172.901 el 2008.


Pero estos resultados no fueron casualidades, existen Factores de Éxito que debemos comprender, especialmente para que el proyecto “Museo Chinchorro” aproveche las oportunidades de esta inversión, cumpliendo principalmente con las siguientes demandas:
Dar respuesta positiva a la importante demanda social por espacios públicos de calidad. Identificar y obtener suelo para espacios públicos, evitando la posibilidad de desarrollos especulativos.


Impacto sobre el entorno: Todo proyecto independiente de su tamaño, es concebido como palanca para propiciar una dinámica transformadora del entorno o de toda un área. La mejora de los entornos, supone inversión (pública-privada), creación de empleo sustentable, mayor atractivo y conciencia que se está habitando en una ciudad mejor.


Calidad del Diseño: El concepto de monumentalidad, el afán de dotar en estas operaciones de elementos diferenciales, únicos y reconocibles a nivel nacional e internacional, con atributos culturales, simbólicos y que proporcionan un mayor reconocimiento, visibilidad e impacto “emotivo - social” respecto al conjunto de la ciudad. Arquitectura de Marca Internacional.

Marketing Urbano: La promoción de la ciudad y sus atributos patrimoniales (natural, urbano y cultural), que hacen de la intervención y la ciudad un espacio único en su especie y de oferta a nivel internacional.


Ahora bien, si estamos de acuerdo en que este proyecto debe constituirse en una palanca para el desarrollo urbanístico de nuestra ciudad, no es menor establecer que “Lugar” sería el más adecuado. No me cabe duda que será parte del debate ciudadano que establezca, desde una mirada popular, cuáles serían las mejores opciones para ubicar este Museo Chinchorro y desde ahí lograr el gran Efecto Chinchorro que queremos.

Les dejo algunas alternativas para su constructiva opinión:
• Sector Maestranza Chinchorro
• Sector YPFB (Diego Portales c/ Azola)
• San Miguel de Azapa (actual museo)
• Comuna de Camarones.
• Otro sector (¿Por qué?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

©2009 Juan Arcaya Puente | Template Blue by TNB